La Bolsa de Valores de Chile

En Chile existen tres bolsas de valores: la Bolsa de Corredores de Valparaíso (fundada en 1892), la Bolsa de Comercio de Santiago (fundada en 1893) y la Bolsa Electrónica de Chile (fundada en 1989). Tienen un rol de autorregulación, esto es, entre otras atribuciones, suspender de cotización las acciones y la capacidad de sancionar a sus miembros.

Velan porque los negocios y los actores que participan en sus mecanismos de negocios, estén en conformidad a la ley, de manera de asegurar la existencia de un mercado competitivo, ordenado y transparente.

Funciones de la Bolsa de Valores de Chile

Contribuir al desarrollo del mercado de capitales, permitiendo que intermediarios y clientes transen valores e instrumentos financieros.
Facilitar el flujo de ahorro e inversión en el mercado de valores.
Realizar la colocación primaria de instrumentos del mercado accionario y de bonos.
Promover la libre determinación de precios y la transparencia en las operaciones.
Provee servicios, sistemas e infraestructura requeridas por los Corredores de Bolsa y por los participantes del mercado bursátil.



Índices de la Bolsa de Valores de Chile

IPSA, Índice de Precios Selectivo de Acciones, mide las variaciones de precios de 40 compañías más líquidas que cotizan en la Bolsa de Comercio de Santiago. La selección de sociedades se efectúa trimestralmente en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. La base del índice se renueva al principio de cada año, tomando el valor 100, el último día hábil del mes de diciembre del año anterior. El índice se construye ponderando el patrimonio bursátil (valor en bolsa) ajustado por el free-float. El Ipsa se calculó por primera vez en el año 1977, y su valor base era 1.000 puntos.

IGPA, Índice General de Precios de las Acciones de la Bolsa de Comercio de Santiago. Es un indicador de carácter patrimonial, que mide las variaciones de todas las acciones inscritas en esa bolsa. Dicha medición se efectúa a través del patrimonio bursátil o valor bolsa de las diferentes sociedades que lo componen, clasificadas en rubros y subrubros, dentro del índice según su actividad. La cartera de este índice se re-evalúa el 30 de diciembre de cada año, de acuerdo a la frecuencia en que se registran sus operaciones y a los volúmenes transados. Su base de referencia es 100 puntos a partir del 30 de diciembre del 1980.

INTER-10, Índice, elaborado por la Bolsa de Comercio de Santiago, que mide las variaciones de precios de las 10 acciones del IPSA que cotizan ADRs en el exterior. La composición de su cartera se revisa trimestralmente y, la base del índice cambia de valor al principio de cada año, tomando el valor 100, el último día hábil del mes de diciembre del año anterior, al igual que el IPSA.

ADRián, Indice accionario que mide la variación de los precios del 100% de las acciones chilenas que se cotizan en los mercados internacionales y busca reflejar los movimientos accionarios y de precios experimentados por la totalidad de los ADR’s que se transan en el exterior y sus efectos en el mercado local. Este índice, elaborado por la Bolsa Electrónica, está compuesto por: Andina-A, Conchatoro, Provida, Andina-B, Corpbanca, SQM-B, Bsantander, Endesa, CCU, Enersis, Chile e Hipermarc.



Supervisión de la Bolsa de Valores de Chile

Las Bolsas de Valores están bajo la supervisión de la CMF, por lo tanto, requieren de su autorización para operar, para esto deben cumplir con los requisitos establecidos por la Ley N°18.045, Título VII, que entre otros señala que deben:
– Constituirse y mantener un capital pagado mínimo equivalente a 30.000 UF.
– Funcionar con un número de a lo menos 10 corredores de bolsa.
– Ningún corredor, en forma individual o conjuntamente con personas relacionadas, podrá poseer, directa o indirectamente, más del 10% de la propiedad de una bolsa de valores.
– Las acciones de las bolsas de valores se podrán transar en el mismo centro bursátil emisor o en otros.
– Las bolsas de valores deberán contar con los medios necesarios y con los procedimientos adecuados tendientes a asegurar un mercado unificado, que permita a los inversionistas la mejor ejecución de sus órdenes.