Bolsa de Londres


La Bolsa de Londres

La Bolsa de Valores de Londres (London Stock Exchange, LSE), localizada en Londres, Inglaterra. Fue fundada en 1801, y actualmente es una de las bolsas de acciones más grandes del mundo. Muchos de sus valores son internacionales pero cuenta también con numerosos valores de compañías británicas. Sus actuales instalaciones están situadas en Paternoster Square, cerca de la catedral de San Pablo, en la ciudad de Londres.

El comercio de valores comenzó para financiar dos viajes: el intento de la Compañía de Moscovia de llegar a China cruzando el Mar Blanco al norte de Rusia, y el viaje de la Compañía Británica de las Indias Orientales a la India.

Al no ser capaces de financiar tan costosos viajes con su propio capital, las compañías recaudaron dinero vendiendo parte de sus valores a mercaderes, concediéndoles a cambio una parte de los beneficios de la compañía.

La idea pronto tomó fuerza y se calcula que para 1695 había más de 140 empresas que comerciaban con sus propios valores.




Su lema fue creado en 1923. En latín es Dictum meum pactum, que se puede traducir como “Mi palabra es mi pacto”.

El índice FTSE 100, pronunciado popularmente como Footsie 100, es publicado por el Financial Times. Sus siglas provienen de Financial Times Stock Exchange. Lo componen los 100 principales valores de la Bolsa de Londres (London Stock Exchange). La capitalización de las empresas que componen el índice supone el 70% del valor total del mercado de valores de Londres.

El Footsie (FTSE 100) se calcula mediante una media aritmética ponderada por capitalización y que comprende las cien mayores sociedades que cotizan en la Bolsa de Londres.

Pero todas las sociedades que allí se cotizan no tienen el mismo peso en el cálculo de este índice. Así pues, será necesario supervisar de cerca los resultados de las más importantes, a saber: BHP Billiton, Royal Dutch Shell, HSBC, Vodafone y British Petroleum.

La bolsa de Londres fue la más grande del mundo hasta 1914. Actualmente es la tercera después de la de Tokyo y de la de Nueva York.

El comercio de valores, comenzó a practicarse en dos cafeterías de la “Exchange alley” o “Change alley”: la “Jonathan’s” y la “Garraway’s”.



Análisis histórico del Índice de la Bolsa de Valores de Londres

El análisis histórico de las cotizaciones del FTSE 100 nos proporciona preciosas indicaciones en cuanto a la manera cómo reacciona a las distintas situaciones económicas y a las crisis.

Al principio se cotizaba a 1 000 puntos de base, pero en el año 1999 este índice alcanzó su más alto umbral histórico a 6950.60 puntos. A continuación evolucionó en diente de sierra entre 2006 y 2007, terminando a 6730.70 puntos.

Como la mayoría de los otros índices internacionales, Footsie sufrió durante la crisis las subprimas y descendió hacia los 5495 puntos.

Seguidamente, la crisis económica llevará este índice hacia los más bajos a unos 3500 puntos aproximadamente para el año 2009. Seguirán una serie de reactivaciones hasta el nivel de los 5 500 puntos en 2010, y después una nueva corrección a la baja.

Desde el año 2010, el FTSE 100 tiende más bien a evolucionar al alza. En efecto, se pudo constatar una fuerte tendencia alcista en julio de 2010 que permitió superar los 6 000 puntos, luego, en 2011, este índice se estabilizó en 5 800 puntos aproximadamente.



Las empresas más importantes de la composición del FTSE 100

Para comprender mejor la composición del índice bursátil de la bolsa de Londres, el llamado FTSE 100, a continuación le damos los nombres de las 35 empresas más importantes que lo componen en cuanto a capitalización:

Royal Dutch Shell
BP
Vodafone Group
HSBC
GlaxoSmithKline
AstraZeneca
British American Tobacco
BG Group
Tesco
BHP Hilton
Diaego
Unileer
Imperial Tobacco Group
Reckitt Benckiser
SABMiller
Standard Chartered
National Grid
Rio Tinto Group
Lloyds TSB
BAE Systems
Centrica
Scottish and Southern Energy
Barclays
Roya Bank of Scotland
British Sky Broadcasting
Prudential
Aviva
British Energy
BT Group
Cadbury
Morrisons
Compass Group
Rolls-Royce
Sainsbury’s
Reed Esleivier
Shire

Los diferentes sectores de actividad que representan estas empresas son el agroalimentario, la banca, la energía y el petróleo, los seguros, la distribución, la cervecería, la mina, el armamento, el sector multimedia, el farmacéutico, los productos de gran distribución, la restauración, el tabaco y las telecomunicaciones.